Mota-Engil en la Bolsa desde hace 30 años

Mota-Engil en la Bolsa desde hace 30 años

noviembre 07 2017

Mota-Engil celebró este Lunes 30 años de presencia en el mercado de capitales portugués, en una ceremonia que transcurrió en la sede de Euronext Lisbon, en la Avenida da Liberdade.

El evento contó con la presencia de varios miembros del Consejo de Administración, incluyendo el Presidente António Mota, Maria Manuela Mota, Maria Teresa Mota, Maria Paula Mota y Gonçalo Moura Martins, así como diversas personalidades relevantes en el recorrido histórico del Grupo Mota-Engil.

En la salida en bolsa de Mota & Companhia, en 1987, la capitalización bursátil de la empresa era de 156 millones de euros, un valor muy diferente de los actuales 831 millones de euros. "Es hecho público que han sido admitidas a cotización en el mercado oficial 2, 700,000 acciones de valor nominal de 1.000 escudos cada una de Mota & Companhia, S.A. y representadas por bonos de 1, 5, 10, 20, 50, 100 y 500 acciones", podía leerse en un libro exhibido en la ceremonia, que contiene la notificación emitida por la Bolsa de Lisboa, el 5 de Noviembre de 1987. Treinta años después, Mota-Engil es una de las empresas históricas de la Bolsa nacional y que más subió en 2017, valorando más de 114% este año.

Para el presidente de la Euronext Lisbon, Paulo Rodrigues Silva, Mota-Engil “es un ejemplo de la importancia del mercado de capitales en la financiación de la economía real”.

El Presidente del Consejo de Administración, António Mota, defiende que “esta es una fecha importante y que una parte del conocimiento de la empresa también se debe a la capacidad de encontrar los capitales necesarios para hacer su desarrollo”, recordando también que la presencia en Bolsa “obligó a una gestión más profesional y a más transparencia.”

“Estos 30 años tuvieron momentos difíciles, pero son más los buenos momentos”, concluyó.

Haciendo referencia a uno de los momentos más emblemáticos de la historia del Grupo, el Presidente admite que “no habría fusión de Mota con Engil si las dos empresas no estuvieran cotizadas en Bolsa; solamente la combinación de la voluntad de los accionistas con ese hecho ha permitido que la fusión se hiciera con éxito”

Para el futuro, António Mota cree que “2017 sea el año de la inversión del retroceso y que 2018 sea un año de consolidación del crecimiento”, y asegura que el Grupo está “diseñando un proyecto que va a tener la tendencia a crecer en los próximos años”.