Energía

Recuperación Energética

En México, el Grupo Mota-Engil fue el primer operador privado en el sector de la producción de energía, a través de Generadora Fénix que empezó operando en 2015. La empresa detiene una concesión de 30 años para operar y mantener cinco plantas hidroeléctricas: Necaxa, Tepexic, Patla, Alameda y Lerma y 10 mini-hídricas con una potencia instalada total de cerca de 300MW, teniendo la posibilidad de construir nuevas instalaciones térmicas e hídricas que pueden alcanzar cerca de 2.000MW.

En Portugal, el Grupo Mota-Engil, a través de EGF, desarrolla su actividad en el tratamiento y valorización de residuos, siendo líder en Waste-to-Energy. Deteniendo tecnología de vanguardia, EGF dispone de varias  Plantas de Compostaje, Plantas de Tratamiento Mecánico, y Plantas de Digestión anaerobia para captación de biogás, contando también con una Planta de Valorización Energética con capacidad para 662.000 t/año en la concesionaria Valorsul.